Blog Detail

Guía para acertar en la compra online de sujetadores

23 Ago 17
ropajulia
, ,
No Comments

¿Sabías que solamente 3 de cada 10 españolas llevan el sujetador adecuado? Y es que acertar con nuestra talla de sujetador no es tan sencillo como pueda parecer. De hecho, el 80 % de las mujeres ni siquiera sabe cuál es su talla real. Utilizar la talla de sujetador adecuada es fundamental, tanto para sentirnos cómodas como para evitar problemas de salud, lo cual es especialmente importante durante la lactancia. Si es demasiado grande, no te sujetará bien el pecho y terminarás poniendo en peligro tanto tu escote como la piel de alrededor del pecho. Y si es pequeño, el pecho irá demasiado apretado todo el día y el aro se clavará por la zona de la axila, lo que resultará muy molesto.

Pero, ¿cómo saber si estás usando la talla correcta? Si vamos a una tienda, la tarea puede resultar algo más fácil, pero a la hora de comprar sujetadores online la cosa se complica si no sabemos bien nuestra talla. Si el contorno del sujetador se sube casi hasta los hombros, las camisetas ajustadas no te hacen una forma bonita del pecho, los tirantes te hacen daño, la copa se sale cada vez que te agachas, el sujetador crea unas arrugas muy feas en la zona de las copas o los aros te producen rozaduras en las axilas… es evidente que no has sabido elegir bien la talla. ¡Pero tenemos la solución!

talla de sujetador

 

Cómo calcular tu talla de sujetador

1. Mide el contorno del pecho

Rodea la parte de tu cuerpo que se encuentra por debajo del pecho con la cinta métrica. Recuerda no apretar demasiado, ya que el sujetador debe darte cierta libertad. Una vez tengas la medida, sabrás cuál es tu contorno.

  • 68 -72 cm – talla 70
  • 73-77 cm – talla 75
  • 78-82 cm – talla 80
  • 83-87 cm – talla 85
  • 88-92 cm – talla 90
  • … y así sucesivamente, cada cuatro centímetros, una talla más.

2. Mide tu pecho

Coloca el metro en torno a tu cuerpo por la parte que más sobresale de tu pecho, a la altura de los pezones. Hazlo con el sujetador que tengas puesto para que el busto esté lo más elevado posible y el volumen sea más real. Una vez que tengas la medida, réstale el contorno y sabrás cuál es la copa más adecuada para ti.

  • Si el resultado es 14 cm – copa A
  • Si el resultado es 14 ó 15 cm – copa B
  • Si el resultado es 16 ó 17 cm – copa C
  • Si el resultado es 18 ó 19 cm – copa D
  • Si el resultado es 20 ó 21 cm – copa E
  • … y así sucesivamente sumando 2 cm.

 

Así pues, a la hora de comprar un sujetador debemos tener en cuenta tanto el contorno como la copa. La cuestión es que muchas mujeres tienden a usar tallas grandes de contorno para que les quepa el pecho dentro de la copa que ofrecen. Pero lo cierto es que no es la misma una copa C de una talla 75 que de una talla 95. La capacidad de la copa va variando en función de las tallas de contorno.

Sabrás que el sujetador te queda pequeño de copa si el pecho no cabe entero y termina saliéndose por abajo o por arriba, si las tiras te dejan marcas en los hombros o si el contorno queda por encima del pecho. Notarás que te queda pequeño de contorno si te deja marcas en el torso o no eres capaz de cerrarlo en la última fila de los ganchos.

Sabrás que te queda grande de copa si se forman arrugas, se produce un efecto bolsa o no puedes ajustar bien las tiras. Y sabrás que es grande de contorno cuando se sube por la espalda o no se encuentra bien sujeto cuando lo cierras en la primera fila de ganchos.

Leave A Comment

*